Encuestas indican Mayoría de Americanos no Quieren que los Indocumentados se Vayan

(INGLES) A pesar de la promesa de campaña de Donald Trump de acabar con la inmigración ilegal, la mayoría de americanos querían ver los inmigrantes indocumentados quedarse en el país y recibir una oportunidad de volverse ciudadanos, de acuerdo con una nueva encuesta de la universidad Quinnipiac.

La respuesta, el 60 por ciento, fue la más alta desde que las encuestas empezaron a preguntar la pregunta cuatro años atrás.

“Aunque trajo alabanza durante la campaña, la retórica explosiva de redirigir el camino a la ciudadanía en los Estados Unidos hacia la frontera mexicana está perdiendo apoyo,” dijo Tim Malloy, el director asistente de la encuesta, en una declaración.

Trump ha prometido deportar millones de inmigrantes en los Estados Unidos ilegalmente, enfocándose en aquellos con records criminales, y reforzar la seguridad fronteriza. También se ha encontrado con potenciales miembros del gabinete que han apoyado pólizas anti-inmigratorias, mas notablemente Secretario del Estado de Kansas Kris Kobach, quien advirtió la semana pasada que ningún inmigrante indocumentado recibiría un “pase gratis.”

Pero Trump no ha dicho mucho desde la elección sobre sus planes por una póliza inmigratoria más extensiva. En una entrevista con el New York Times esta semana, Trump dijo que quería pasar una ley inmigratoria “justa.”

La inmigración no parece ser tan importante para americanos, de acuerdo a la encuesta, la cual fue conducida noviembre 17-20 entre 1,071 corresponsales. Los resultados tienen una margen de error de tres puntos de porcentaje.

Preguntados que debería ser el enfoque principal de Trump cuando entre a la oficina en enero, solo 6 por ciento de respondientes dijeron la inmigración. El tema principal fue la economía, con el 24 por ciento nombrándolo como el más importante.

Otra mayoría, el 55 por ciento, dijeron que estaban opuestos a construir una pared con el borde mexicano, una de las promesas principales de Trump. 42 por ciento dijeron que querían una pared.

Pero el 50 por ciento dijeron que apoyaban la suspensión de la inmigración de regiones “dados al terrorismo,” aunque significaría rechazar refugiados. 44 por ciento dijeron que estaban opuestos a eso.

Sobre la pregunta de qué hacer con inmigrantes indocumentados viviendo en los Estados Unidos, la división fue más profunda. 60 por ciento dijeron que estaban a favor de permitirles quedarse y eventualmente aplicar por la ciudadanía; el 12 por ciento dijeron que deberían quedarse, pero no aplicar por la ciudadanía; y el 25 por ciento dijeron que los inmigrantes indocumentados deberían ser forzados a irse.

En total, la división partidaria fue aun mas notable, con los demócratas teniendo una visión mas leve hacia los inmigrantes que los republicanos.