Chicago Promete $1M Para Fondo de Defensa Contra la Deportación

(INGLES) Chicago ha prometido $1 millón para establecer un fondo de defensa contra la deportación para inmigrantes indocumentados en riesgo de deportación bajo la administración del presidente electo Donald Trump, Alcalde Rahm Emanuel anunció el viernes. “Ansiedad e incertidumbre” entre los casi 150,000 inmigrantes indocumentados de la ciudad de Chicago se cita como su razón por el fondo.

El fondo, el cual ofrece un camino legal hacia la ciudadanía americana para aquellos a riesgo de la deportación, afirmó el status de Chicago como una ciudad santuaria para aquellos que temían por su habilidad de quedarse en el país. Trump ha prometido deportar 3 millones de indocumentados inmediatamente al tomar la oficina.

El fondo fue establecido con el Centro Nacional de Justicia para el Inmigrante, una organización comprometida a proteger los derechos humanos para inmigrantes indocumentados, refugiados, y buscadores de asilo basado en Chicago, para proveer “información legal inmediata, chequeos, consultas, y representación para individuos quien puedan estar a riesgo de la deportación,” de acuerdo a un trámite de noticias el viernes de la oficina del alcalde.

El dinero para este programa vendrá del dinero que no se usó en un programa de alivio de impuestos a la propiedad de $20 millones creada por el alcalde el primero de octubre, reportó el Chicago Tribune el viernes. La ciudad gastó solo $1 millón de la cantidad de rebate cuando solamente 12,000 hogares aplicaron para alivio de impuesto por la iniciativa, dejando una gran cantidad de dinero para gastar en recursos inmigratorios.

“Estamos respaldando nuestras palabras con nuestro dinero como la ciudad de Chicago,” Emanuel dijo el viernes. “Quiero que sepan que la ciudad de Chicago, sus hijos, usted y su familia, están a salvos, seguros y apoyados. Y vamos a dedicar recursos para asegurarnos de que estén a salvo, seguros, y apoyados.”

El anuncio del alcalde Demócrata de Chicago el viernes concuerda con la retórica sobre la inmigración de otros alcaldes de grandes ciudades estadounidenses. Alcalde de New York Bill de Blasio prometió dos semanas atrás a “usar todo a mano” para actuar contra cualquier plan por el gobierno federal para deportar cualquier de sus residentes. Los Ángeles y San Francisco también han prometido recursos hacia inmigrantes indocumentados, tales como proveyendo tarjetas gratis de identificación que les da acceso a varios servicios de la ciudad y el municipio.